Qué es la Educación Sensible

Aprender a realizar la versión original de sí mismo sanando el corazón y abriendo el alma de par en par para dar creatividad y llenarse de alegría

Referirse a la educación sensible es una redundancia pues una educación, o es sensible o no es educación en absoluto. La necesidad de remarcar este rasgo esencial de la educación se debe al desdibujamiento que se aprecia en los modelos educativos modernos que si bien han conducido a importantes logros en alfabetización y calidad de vida de muchos, sigue de dar respuesta a los anhelos de autorrealización de muchas personas. Soledad emocional, problemas de autoestima, frustración, aburrimiento, depresión, ansiedad, violencia, injusticias de todo tipo en el mundo, presentan hoy unos índices alarmantes.

La “educación sensible” consiste en ayudar a desplegar la originalidad de sí mismo en apertura a los demás y el entorno, mediante el desarrollo de las competencias y del carácter desde la sensibilidad, la racionalidad y el temperamento.

La Educación Sensible es un marco pedagógico abierto a los avances de las ciencias de la educación, a las experiencias de la historia de la pedagogía y a la vivencia auténtica del fenómeno educativo. Como marco, ofrece una unidad a la diversidad de avances que aportan los diferentes enfoques, tradiciones e innovaciones en educación, que incluso podrían parecer de entrada contrapuestos entre sí: Inteligencias Múltiples, Inteligencia Emocional, Análisis Factorial de la Inteligencia, Modelo del Coeficiente Intelectual, Sensibilidad en el Procesamiento de las Sensaciones, Sensibilidad Ambiental, Neurosensibilidad, Modelo de Temperamentos, Habilidades de Pensamiento, Teoría de la Desintegración Positiva, Neurodiversidad, Psicología Humanista, Psicología Positiva, Psicología Racional-Emotivo-Conductual, Diseño Universal para el Aprendizaje, Método Montessori, Educación Personalizada, Disciplina Positiva, integración educativa de TIC, Slow Education, Educación Basado en Competencias, Educación del Carácter, Educación para el Desarrollo Sostenible, Educación Basada en el Apego Seguro y Evaluación Basado en Evidencias, Evaluación Basada en la Marca Personal, entre otros.

La Educación Sensible consiste en la actualización del potencial de desarrollo de un «yo» dentro del nosotros en interacción con el entorno y demás nosotros. Esto supone la interrelación pedagógica de tres factores:

  • Factor hereditario, que contiene la sensibilidad y la racionalidad como capacidades y el temperamento como estilo.
  • Factor ambiental, que contiene una dimensión material y una intangible de aceptación, aprecio, pertenencia, confianza y contribución en las relaciones.
  • Tercer factor, que es la autodeterminación para el crecimiento autónomo que tenga el propio sujeto.

La educación sensible tiene como objeto disponer la inteligencia sensible de la persona para que permanezca abierta a su conciencia, al tú y al entorno y de ese modo llegar a autorrealizarse por la trascendencia en un nosotros maduro.

La inteligencia sensible se identifica como la interacción entre la sensibilidad, la racionalidad y el temperamento, lo que podría ser la combinación de inteligencia y personalidad tal y como se consideraba en la psicología clásica.

Así, la educación sensible no es la educación de un rasgo específico de sensibilidad, racionalidad o temperamento, sino que es el modo de atender a toda diversidad de personas con su singular combinación de sensibilidad, racionalidad y temperamento en su circunstancia y origen particular.

La inteligencia sensible compuesta de niveles de sensibilidad, racionalidad y tipo de temperamento está en conexión con el origen y el ambiente, y la gestiona la propia conciencia

Desde hace varias décadas Luis Manuel Martínez-Domínguez, presidente de nuestra asociación comenzó a investigar sobre una intuición que le llevó a esbozar diferentes marcos y propuestas pedagógicas: «educación festiva», «educación positiva», «educación abierta», todos ellos desde la misma intuición pero no terminaban de dar una respuesta plena a la visión pedagógica.

Fue cuando comenzó a trabajar con Cynthia Hertfelder, cuando terminaron por desarrollar la actual propuesta como educación sensible, que bien podría llamarse también educación sin más o educación nosicéntrica, educación habitativa, educación original, educación apoteósica… Consideramos que este marco no ha hecho más que empezar.

Entre los autores que nutren esta propuesta querríamos destacar los siguientes: Kazimierz Dąbrowski, María Montessori, Fritz Kunkel, Edith Stein, Mary Rothbart, Leonardo Polo, Joachim Bauer, Elaine N. Aron, Michael Pluess, Martin Seligman, Albert Ellis y Tomás Alvira. Cada uno de ellos nos ha ofrecido interesantes hallazgos y evidencias, desde diversas áreas de la ciencia, que aportan fundamento a nuestro marco y que con esta asociación pretendemos promocionar y compartir con la comunidad educativa y la sociedad entera.